Publicado el 17 comentarios

Cómo tejer una muestra en condiciones

Cómo tejer una muestra en condiciones

Hoy queremos enseñarte cómo tejer una muestra en condiciones. ¿Cuánta pereza te da tejer la muestra? Si eres de las que lo odia, puedes leer nuestra entrada La importancia de la muestra” en la que te contamos por qué para nosotras es imprescindible tejerla. Lo mismo…, ¡hasta te convencemos!

Eso sí, debes de intentar mantener siempre la misma tensión en el tejido que cuando tejes la muestra, porque si no, de poco nos sirve. Si estás empezando, hay veces que es difícil, pero, como todo, es cuestión de práctica.

Si quieres que una prenda te quede de un tamaño determinado, no te queda más remedio que hacer este pequeño esfuerzo inicial de tejer la muestra… Pero, ya que lo vamos a hacer, vamos a hacerlo bien. Por eso, te queremos contar hoy cómo tejer una muestra en condiciones.

¿Muestras tamaño pulga? No, gracias.

Lo primero, deberías saber que, para tejer una muestra, no vale hacerla de 2×2 cm. Es a lo que le llamamos muestras tamaño pulga… Para hacerla así, ni hagas el esfuerzo, no merece la pena. La muestra sirve para medir lo que te ocupa a ti el punto, con tu tensión a la hora de tejer y… en 2cm, créeme, imposible verlo. Te hace falta por lo menos que mida 5×5 cm como poco, y si es un poco más, mejor que mejor. Cuanto más grande, mejor se va a apreciar.

¿Cómo seguir las instrucciones de un patrón para tejer la muestra?

Siempre que vamos a tejer un patrón, nos indica el tamaño que debe de tener nuestro punto para que cuadre con el diseño y el tallaje que te indican. Normalmente suele venir una indicación de este tipo: 10 x 10 cm son 24 puntos y 20 vueltas. Para hacer nuestra muestra, muchas veces montamos directamente los 24 puntos que nos indican, ¿lo has hecho alguna vez así? Lo ideal es, en vez de montar esos 24, tejerla con algunos puntos más. Con 2 ó 4 más, sería más que suficiente. 

Y te preguntarás… ¿y eso por qué? Pues la respuesta está en los bordes. Normalmente, cuando tejemos, los bordes no nos ocupan lo mismo que el resto del tejido. Dependiendo del tipo de punto, esta variación se notará algo más o algo menos. Así que, para ahorrarnos problemas, si montamos unos cuantos puntos más de los que nos indican, a la hora de medir los 10cm podemos dejar de lado los bordes y asegurarnos de que el tejido mide lo que tiene que medir.

¿Qué hago si no me cuadra la muestra con la que viene en el patrón?

Una vez tejida la muestra con las agujas que nos recomiendan puede ocurrir dos cosas:

–  Nos da la medida perfecta por lo que, podemos tirar para delante y empezar a tejer.

– No nos cuadra. 

En este último caso, tienes varias opciones, la más sencilla es cambiar el número de la aguja que estás utilizando. Por ejemplo, si hemos tejido una muestra con agujas de 3mm y el tejido nos queda más pequeño de lo que debería, quiere decir que apretamos más a la hora de tejer que la diseñadora del patrón. Así que, para que nos quede algo más grande el tejido, deberíamos probar con una aguja algo más gruesa. Con una de 3,25 o 3,50mm y ver si una vez hecho esto, nos convence el asunto. Si es así, estupendo, ¡a tejer!

Habiendo hecho todo esto, puede ser que sigamos sin estar convencidas. Hay casos en los que, aunque consigamos que nos de la medida, no nos gusta cómo queda el tejido, lo vemos feo con esas nuevas agujas. En este caso, puede ser que estemos utilizando una fibra que creíamos equivalente a la que usan en el patrón pero que al final no lo sea tanto y no se vea bonito con las agujas que necesitamos. Así que, tenemos varias opciones: cambiar de material o decidirnos a tejerlo con las agujas iniciales aunque la muestra no nos cuadre. 

Esto último ya es algo más complicado porque los ajustes que vas a tener que hacer van a depender de la diferencia de tamaño que haya con la muestra que aparece en el patrón. Por ejemplo, si nuestra muestra nos queda ligeramente más pequeña, podríamos optar por hacer una talla mayor de la que queremos hacer realmente. En un patrón de bebé, si queremos que la prenda nos salga de la talla 1-3 meses, podríamos optar por hacer la talla 3-6 meses. Sabes que a ti te va a quedar ligeramente más pequeña, así que, la medida final de tu prenda se va a acercar a la de 1-3 meses. Esto solo sirve si hay poca diferencia entre nuestra muestra y la del patrón, si hay mucha, no lo podríamos hacer…

Si la diferencia de tamaño no es tan ligera o no hay tallas por encima (que podría pasar), ya sí que estaríamos hablando de palabras mayores no aptas para principiantes. Podríamos adaptar las medidas de la prenda a nuestro tamaño de muestra a través de reglas de tres e ir cambiando el patrón en cuanto a puntos y vueltas se refiere. Parecido a sobreescribir un patrón de nuevo. En la explicación de eso no no vamos a meter hoy, si os interesa, ponedlo en comentarios y lo vemos para otra entrada específica.

¿Para tejer una muestra en condiciones hace falta bloquearla antes de medirla?

Vamos a ser sinceras, la mayoría de nosotras no hacemos esto antes de empezar a tejer un patrón. Nos pueden las prisas y las ganas de empezar nuestra prenda nueva y no tenemos paciencia para mojar nuestra muestra y dejarla secar extendida para ver realmente cuanto mide una vez bloqueada. Somos así, ¡nos puede el ansia viva por empezar la labor!

Incluso nosotras, en las clases con nuestras alumnas no es algo que solamos hacer. Normalmente, después de tejer la muestra, directamente la medimos y empezamos a trabajar. Si no, tendríamos que esperar a la semana siguiente para empezar la labor y, la verdad es que no es lo suyo.

La mayor parte de las veces no hay mucho problema en hacer esto. Sin embargo, dependiendo del tipo de fibra y de la tensión que requiera nuestro proyecto, sí que podemos vernos en un problema si no hacemos un bloqueo de la muestra antes de medirla. Por ejemplo, cuanto más caída tenga la lana, más suelta queramos la tensión del tejido y más calados haya, más necesario se hace bloquear la muestra. Si queremos hacernos un jersey de alpaca y que quede abierto el tejido, sería casi imprescindible, bloquear la muestra. La alpaca es una fibra que agradece mucho el bloqueo y se extiende e iguala bastante al mojarla. Por eso, posiblemente la medida de una muestra con esta lana antes y después del bloqueo si se teje con agujas más grandes de las recomendadas, no tenga nada que ver.

Esperamos que, con estos pequeños consejos, hayas aprendido alguna cosa que puedas poner en práctica y así asegurarte de tejer una muestra en condiciones. Es una forma de evitar sorpresas desagradables una vez tienes la prenda ya empezada. ¡Nosotras hacemos todo lo posible por evitar deshacer!

  • ¿Te ha gustado esta entrada?

    Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte nada y consigue un

    10% de descuento

    para tu compra online y el patrón de nuestra camiseta Cleo

    GRATIS

17 comentarios en “Cómo tejer una muestra en condiciones

  1. Muchas gracias por las explicaciones,siempre sirven de ayuda.
    Saludos

    BEGOÑA

    1. Qué alegría que os sirvan! Muchísimas gracias por tu comentario, Begoña!

    2. Siempre son de gran ayuda vuestros consejos!!

      1. Muchísimas gracias!! Nos encanta que os sirvan!

  2. Gracias por esos consejos !! Yo estaría interesada en eso de sobreescribir el patrón para adaptarlo , así q encantada de que nos deis unas nociones en un futuro acerca de eso .

    1. Nos lo apuntamos para tenerlo en cuenta! Gracias a ti por el comentario!!

  3. Me encantan vuestras explicaciones ! Gracias!

    MERCEDES

    1. Qué ilusión que te gusten! 🙂 Muchísimas gracias por comentar!

  4. Muchas gracias por la explicación! Sirve mucho de ayuda! Yo no suelo hacer la muestra (nunca ame habían explicado el porque hacerla) y me habéis animado y enseñado a hacerla! Gracias!!
    A mí me gustaría que explicarais como sobreescribir un patrón para hacer un par de tallas más grandes de las que indica (por ejemplo talla 18-24m en patrones que llegan hasta los 12m…) Gracias!!

    1. Muchas gracias Begoña por comentar!! Qué alegría que te haya servido! Ya verás la de quebraderos de cabeza que te ahorras haciendo la muestra… Nos apuntamos la idea de escribir una entrada sobre cómo modificar un patrón. De todas formas, para ese caso, una forma fácil que se nos ocurre es tejer la talla 12 meses con una lana y agujas un punto más grandes que las que te pide el patrón, así te quedará la prenda más grande también!

  5. Estas explicaciones vienen muy bien. Gracias

  6. Que facil es tejer con vuestras explicaciones. Muchas gracias

    1. Qué ilusión! Muchísimas gracias, Mercedes!

  7. Me encantaría el tutorial sobre cómo sobrescribir e patrón realizando las reglas de 3 correspondientes.

    1. Estupendo!! Nos lo apuntamos como futura entrada! Muchas gracias!

  8. Cuánto estoy aprendiendo!!!! 👏👏👏👏👏

    1. Qué bien!! Qué ilusión nos hace que os sirvan las explicaciones!! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *