¿Qué hacer con los restos de lanas? Segunda parte

¿Qué hacer con los restos de lanas? Segunda parte

 
Os traemos otra idea para aprovechar esos restos de lanas que tenemos en casa y que parece que van reproduciéndose entre ellos. ¡Cada vez que abro la bolsa descubro colores que no recuerdo ni haber tejido! Qué miedo…
 
En la primera entrada os daba la idea de tejer pequeños estuches de colores para aprovechar los restos de lana. Bueno, pues hoy os traigo un par de ideas para hacer collares, así que mejor restos de hilo y no de lana. Cuanto más coloridos, mejor!!

 
 
 
Lo bueno de estos collares es que solo necesitas saber hacer cadeneta, el punto más fácil de crochet (es tan sencillo que no se yo si tiene la categoría de punto si quiera…)
 

Collar con cadenetas de colores:

 
Para el primero de ellos vamos a hacer cadenetas con hilos de diferentes colores que te gusten como quedan juntos. Las tenemos que hacer unos diez centímetros más largas de lo que queramos que nos mida el collar.
 
 
 
 
Una vez tengan el largo que queremos, no cortamos los hilos, las ponemos todas juntas y hacemos un nudo con todas las cadenetas juntas. Este va a ser el adorno que lleve nuestro collar.
 
 
Lo único que queda es unir los extremos de cada tira de cadenetas para que queden cerradas, con forma de collar. Hacemos como si fuéramos a continuar tejiendo cada una de las tiras, con la aguja en el último punto, pero en vez de seguir haciendo cadenetas, metemos  la aguja en el principio de la tira que tejimos y hacemos un punto raso. **Si esto ya supera tu nivel de crochet y te suena a chino,  no te preocupes, las puedes coser para cerrarlas.
 

Collar con todos las hebras juntas:

La segunda idea no es mucho más difícil que la primera. Se trata de hacer cadenetas pero esta vez con todos los hilos juntos. Yo he elegido 4 colores diferentes que me pegaban entre sí.

 
Una vez hechas las cadenetas elegimos uno de los colores para hacer el «ojal», es decir, con ese color vamos a continuar la tira de cadenetas para hacer una trabilla donde luego meteremos el botón para cerrar el collar. Una vez tejida, la cerramos en el inicio y escondemos todos los hilos.
 
 
 
 

¡Ya tenemos nuestro segundo collar con restos de lanas listo!

 
 

Deja un comentario